Corsarios, campeón 2015 de Football Americano

news_corsarios_campeon

news_corsarios_campeonCorsarios se consagró campeón, como en 2010 y 2012, luego de vencer en una ajustada final a Tiburones. Los escualos no pudieron convertirse en el primer campeón invicto de Football Americano Argentina en un partido marcado por los pañuelos amarillos, que influyeron en el resultado final. Los piratas, por su parte, lograron dominar a los rojinegros en todas sus líneas, hito que nadie había alcanzado en este 2015.

La tripulación conducida por Liatti pegó primero y por duplicado. Luego de detener a su rival en zona roja, la ofensiva liderada por Poy encontró espacios con acarreos del mismo quarterback y de Santiago Torres. De esta manera, Juan Elizalde completó la faena y corrió 15 yardas hasta las diagonales para poner el partido 7-0. Pero Corsarios no se dormiría en los laureles y en el siguiente ataque rival, Tomás Kouba interceptaría a Kotliar para completar un pick-six, elevando a 14 el marcador para los de negro.

Sin embargo, era hora de la reacción del invicto y de su corredor estrella, Augusto Bazán. El número 13 comenzó a avanzar en intentos continuados hasta encontrar la zona de anotación rival para poner el marcador 14-6 con el que los equipos se irían al descanso. Pero antes, Tiburones dio una muestra de lo que sería una segunda mitad plagada de faltas. En esta oportunidad, la defensiva rojinegra se encajonó sola con las infracciones aunque, en esta ocasión, no sufrieron consecuencias ya que pudieron tapar el intento de gol de campo pirata.

En el tercer cuarto, los escualos lograrían acortar el marcador, gracias, principalmente, a una corrida de 50 yardas de Bezruk que pondría a su equipo a un paso de anotar. Bajo el liderazgo de Kotliar, Bazán llevaría a 12 la cuenta de su escuadra. Pero la respuesta de Corsarios sería inmediata, con un pase completo a Kouba para 55 yardas, se colocarían nuevamente en zona roja y Poy pondría el marcador 21-12.

En este momento, el nerviosismo sobrepasó al líder de la temporada regular y se multiplicaron los pañuelos en su contra. Los escualos por primera vez en el año se encontraron sin respuestas ante un rival que lo estudió para neutralizar su poderoso ataque. Esta situación llegó al punto límite de la expulsión de Guillermo Herrera. La tripulación negra aprovecharía esta situación para estirar la ventaja a 16 puntos. Nuevamente Poy, aprovecharía una jugada rota y recorrería más de 50 yardas hasta las diagonales.

Perdido por perdido, Tiburones salió a quemar las naves, mientras que Corsarios planteó un juego conservador, sabiendo que el reloj era su aliado. Los rojinegros, en busca de variantes, colocaron a Bazán de receptor y obtuvieron resultados ya que lograron nuevamente mover las cadenas y anotar con un pase a las manos de Maurice y, en la siguiente serie ofensiva, con Garibaldi. Con dos touchdowns consecutivos, el invicto se ponía a dos puntos con la esperanza de tomar posesión con un onside kick. Pero esto no sucedería y Corsarios agarraría la pelota para no soltarla hasta el final del partido y aferrarse a ese 28-26 que le dio el tercer campeonato de la franquicia.

Corsarios hizo pesar su levantada ante los nervios de Tiburones, que llegó presionado por haber arrasado en temporada regular. Los piratas entraron al campo de juego conscientes de cómo diminuir al mínimo posible la ofensiva líder del campeonato y lo lograron. Por su parte, los escualos nunca tuvieron respuestas ante las corridas letales de Torres, Elizalde y, principalmente, Poy. Los pupilos de Liatti hicieron los deberes que les encomendó su maestro y les alcanzó para levantar nuevamente el trofeo más preciado del Football Americano en Argentina.

Publicado por FAArg | www.faarg.com.ar

 

Deja un comentario

Connect with:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>